Un minuto de paz

Si nombramos al azar cosas que pertenezcan a una oficina no faltan nombrar las sillas, escritorios, papel, fotocopiadora, ordenador, bolígrafos, clips, entre otros. Muy pocos nombran el café, el azúcar, leche, té, no son utilizados directamente en el trabajo que se ejecuta, pero gracias a ellos puede terminarlos con un poco más de agrado y energía.

Hasta la comida se puede asignar a grupo en específicos, como el dúo de policías y rosquillas, trabajadores de construcción y sus sándwiches, el ama de casa con galletas o limonada. Igualmente el oficinista, este es al café como el sol al verano, y no es solo un gusto que se dan en un descanso, este pequeño break los reanima y alivia un poco la carga diaria del papeleo, clientes intensos y los jefes exigentes.

No todo el mundo puede consumir libremente todo lo que se le antoje, algunos tienen la desdicha de verse en la obligación de prescindir de algún alimento porque les resulta dañino. El café, que es la estrella por excelencia de toda oficina, es uno de los que ejercen restricciones, por ejemplo, a los que no toleran la cafeína. De este hay muchas variantes para contrarrestar este problema, porque hay casi la misma variedad de cafés saborizados que descafeinados.

A nivel mundial el café es uno de los productos de consumo que más ventas tiene, por lo que su comercialización siempre da para más. Muchas empresas que lo comercializan adaptan el producto a la necesidad de cada grupo y subgrupo, generalmente esta bebida viene empacada en paquetes o envases de diferentes capacidades e incluso también en sobre y pastillas individuales, para que el usuario pueda consumirlo cuando y donde guste sin ningún problema, mientras tenga agüita caliente.

Ventajas del consumo de café durante la jornada laboral

  • Estimula el sistema nervioso central, por eso lo mantiene atento y agudiza la memoria, ayudando a mitigar errores en la oficina.
  • Reduce el estrés momentáneo, mejorando la productividad y la interacción entre los empleados.
  • Algunos estudios afirman que es posible aliviar un dolor de cabeza tomando una taza de café, si no se tiene un medicamento a mano.
  • Además de estimulante también es relajante.
  • El descafeinado aumenta la energía cerebral, esto a su vez reduce el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas.

Es decisión de cada quien cómo tomarse el cafecito a gusto, pero no olvide llevar su reserva por si en la oficina se olvidan de usted y se lo terminan. En todo caso, sería recomendable visitar la web https://www.hipermaterial.es/ y constatar la variedad de presentaciones disponibles de café y otros productos de la misma calidad, que generaran igual satisfacción.

Post Author: admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *